Social Selling, el nuevo protagonista en el proceso de venta

Social Selling

¿Qué es el Social Selling?

El Social Selling consiste en el uso de los medios y herramientas sociales que logren identificar a una audiencia concreta, relacionarse con ella, generar credibilidad y por lo tanto, convertirles en potenciales clientes de una marca. 

Hoy en día, diferentes métodos de venta tradicionales han perdido gran poder o incluso se encuentran en una fase terminal. Nosotros mismos, podemos observar que las llamadas telefónicas que recibimos, en las que se nos busca vender un producto o servicio, difícilmente acaban siendo exitosas. Lo mismo ocurre con la publicidad del buzón o incluso del correo electrónico, en la que muchas son las veces que ni si quiera miramos y mandamos de forma directa a la papelera. 

En este caso, el Social Selling, permite desarrollar una diferente y positiva estrategia en el proceso de venta. Podíamos decir, que el concepto clave es conseguir llegar a los clientes de forma indirecta. Ellos, son los que despiertan un  interés en la marca y por tanto, quieren comprar, sin que  nosotros tengamos que vendernos. 

¿Dónde se encuentra el punto de partida del Social Selling?

Hay un punto de partida clave en todo el proceso: la definición y desarrollo de la imagen de marca personal / empresarial o branding para destacar entre la competencia. 

El primer paso es ser consciente de que todos somos una marca. En 1997, Tom Peters, líder en gestión empresarial, expuso en su ensayo – La marca llamada tú – que: “para estar en el mundo de los negocios en la actualidad, nuestro trabajo más importante es ser la cabeza de marketing de la marca llamada Tú”. 

Con esta reflexión, podemos ver que nosotros mismos como lideres de la marca, debemos de investigar y detectar aquellas cualidades que nos hacen únicos para después potenciarlas y convertirnos en un referente. 

Si utilizamos las redes sociales como las herramientas en la cual,  vamos a mostrar el mundo nuestras cualidades, podremos crear una identidad fuerte y reconocible, en la que despertaremos el interés de muchos usuarios, que finalmente desearán tener aquello que mostremos, ya que idealizaran la imagen de la marca y atribuirán a ella diversos valores añadidos. 

Algunos tips para crear tu branding en redes sociales: 

  • Creación y definición de un estilo:

Es fundamental  saber el enfoque que quieres dar al perfil, la forma de los copy y adoptar un tono que se ajuste a las necesidades del negocio. Si se mezclan varios estilos, estarás enviando diferentes mensajes que no ayudaran a construir una marca y atraer a una audiencia concreta. Podremos captar diferentes tipos de personas y se perderá validez. 

  • Uso de una gama de colores corporativos: 

Es importante tener una carta de presentación corporativa con un lenguaje visual claro y que aporte uniformidad al contenido. También, es recomendable usar un estilo de tipografía. 

  • Establecer una composición vistosa y armónica en el feed: 

Plasmar los contenidos bajo un mismo filtro,  refuerza la identidad de la marca y ofrece un estilo de composición reconocible. 

  • Creación de contenido de valor: 

Al mostrar un contenido cuidado, diferente, único… conseguirá que los seguidores se muestren activos y reacción a él. Como veíamos en el anterior post, se conseguirá un gran “engagement” que potenciara la figura de comunidad y hará crecer la marca.

  • Análisis y toma de decisiones 

Se debe siempre estar  atento a la evolución de la estrategia adoptada, para poder potenciar los puntos fuertes de ella y cambiar aquellas cosas que no nos ayuden a alcanzar los objetivos deseados. 

¿Qué define la imagen de tu marca o branding?

Tras poner en práctica los tips anteriores, también es importante: 

  • Biografía: 

Esencial ser breve pero no dejarte ningún dato importante que aporte información relevante y diferenciadora sobre la marca. Desde aquí, se puede establecer el tono de marca, a través del lenguaje y la selección de palabras. 

  • SEO: 

La optimización de posicionamiento en herramientas de búsqueda como Google, es una táctica necesaria, ya que las redes sociales se han convertidos en los grandes motores de búsqueda.  Es muy importante facilitar a los clientes el ser encontrado a través de keywords, palabras claves relevantes en función del contenido. 

  • Hashtags: 

Estos marcadores harán destacar y categorizar el contenido, una vez más, haciendo más fácil su búsqueda para las personas que tengan interés en algo relacionado con la marca.  Un truco importante, es adoptar diferentes según la red social utilizada, usando los propios de la marca y los que más destaquen en dicha red social. 

¿Es realmente beneficioso poner en práctica el Social Selling?

En primer lugar, debemos de partir de unos datos publicados en el IDC: 

  • Un 91% de personas que realizan las compras de modelos de negocio B2B, participan activamente en las redes sociales. 
  • Un 84% de las personas que toman decisiones de compra, lo hacen con la ayuda de la información difundida en las redes sociales. 

Observando estos resultados, esta claro que la mayoría de nuestra posible audiencia, se apoyará en las redes sociales para conocer más sobre nuestra marca y por tanto, para tomar una acción o no , sobre la compra de nuestros productos o servicios. 

Por lo tanto, vemos que tener un perfil con un branding establecido, atraerá numerosos clientes y aportará confianza y cercanía con ellos. 

En segundo lugar, tenemos que valorar diferentes ventajas que ha provocado la llegada de las redes sociales a nuestras vidas: 

  • Han cambiado por completo la forma de relacionaros
  • Han permitido acercar personas y negocios de todas las partes del mundo. 
  • Han influido en el modelo de ventas de las empresas.
  • Han transformado la forma de comunicación digital.
  • Han logrado influenciar en todos los ámbitos de nuestra vida, a cualquier nivel, sin importar la etapa vital en la que nos encontremos. 
  • Han  otorgado  voz a los consumidores, pudiendo hablar de forma directa con las marcas.
  • Han cambiado el modelo de ventas de las empresas. 

Tras esto, una vez más, vemos que es más que beneficioso poner en práctica el Social Selling Potenciará la identidad de marca, estableceremos relaciones con los consumidores y no tendremos que preocuparnos de vender nada, nuestra audiencia nos encontrará y demandará los productos o servicios. 

¿TE HA RESULTADO DE INTERÉS? AGRADECEMOS TU OPINIÓN
0 / 5 1

Your page rank:

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Suscríbete al boletín

Novedades, tips, consejos y noticias.

Axolot Agencia

Axolot Agencia

Agencia enamorada del diseño web y SEO situada en Cantabria.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *